Integración trabajo – vida: Qué es y cómo lograr la armonía

  • 28 February 2023
  • 0 respuestas
  • 328 visualizaciones
Integración trabajo – vida: Qué es y cómo lograr la armonía
Nivel de usuario 4
Medalla +1

El trabajo y la vida personal se han integrado más que nunca con los colaboradores trabajando desde las mesas de su living comedor, en el sofá, incluso en su habituación. Con esto, es más difícil detectar la diferencia entre el hogar y el trabajo, ¿no?

 

Actualmente, el agotamiento de los colaboradores post pandemia, ha llevado a una alta rotación en las empresas, por lo tanto, permitir un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal es un gran desafío para las empresas, particularmente para los líderes.

 

La integración entre trabajo y vida personal implica vivir en armonía en ambas esferas, que se apoyan mutuamente. Es el proceso de dejar espacio para estas instancias, para sentirnos realizados en los 2 polos, que más que ser opuestos, se complementan.

 

Aquí, no me refiero a encontrar un equilibrio “perfecto” entre el trabajo y la vida. Se trata de encontrar el equilibrio que funcione para ti, con flexibilidad, a medida que cambian tus necesidades y las de la empresa donde te desenvuelves.

 

Los empleadores, desempeñan un rol importante en la determinación de cómo sus colaboradores logran la integración entre la vida personal y laboral. Al comprender estas necesidades, pueden crear un entorno que facilite esta integración.

 

¿Cómo hacerlo? 

 

  1. Evalúa y conoce las necesidades de vida laboral de tus colaboradores: ¿Qué es lo que los motiva? ¿Qué tan comprometidos están con su trabajo? ¿Comprenden el propósito de la organización y de su trabajo? ¿Qué significado tiene el trabajo para ellos? ¿Qué tan satisfechos están con su labor? ¿Qué buscan? ¿Oportunidades de desarrollo profesional? ¿Cómo viven la cultura organizacional? ¿Se sienten valorados y reconocidos? ¿Cómo podrías reconocerlos?

 

  1. Formula una estrategia de integración trabajo – vida personal: Crea esta estrategia una vez que hayas evaluado las necesidades de tus colaboradores. Aquí, pueden surgir distintas ideas, siempre centrándote en lo que ellos y ellas necesitan, no en lo que te hace sentido a ti como jefatura.

 

  1. Provee de herramientas y tecnología: Las organizaciones deben proporcionar herramientas adecuadas para maximizar la productividad de los colaboradores dentro y fuera de la oficina. Los líderes de equipo pueden hacer seguimiento a los procesos de trabajo en tiempo real, utilizando herramientas como Trello o Asana, lo que permite una gestión ágil de los proyectos a iniciar o en curso.

 

  1. Crear programas de concientización para colaboradores: Al educarlos y educarlas sobre cómo integrar su vida personal y trabajo, estarán mejor equipados para administrar su tiempo, serán más productivos y, en consecuencia, más felices. No olvides que tú como líder eres un referente positivo o negativo, según tus conductas, puedes ser – o no- un modelo a seguir para tus colaboradores, por tanto, el trabajo de integración entre vida personal y laboral también empieza por ti.

 

El lugar de trabajo de hoy, puede ser muy exigente, especialmente en organizaciones que viven en la cultura del ajetreo. Con largas horas de trabajo, es fácil dejar que la vida laboral nos consuma.

 

Sin embargo, recuerda que, como líder, es tu responsabilidad establecer el tono para tu equipo y defender la integración de la vida laboral y personal.

 

Independiente del rol que tengas, la invitación es a:

 

🔍 Ser consciente de los sentimientos de culpa o perfeccionismo, porque trabajar, trabajar y trabajar, solo conduce al agotamiento. A fin de cuentas ¿a quién quieres impresionar? ¿existen otras alternativas para lograr el “éxito” que anhelas?
Recuerda, en sentido metafórico que, si mantienes la luz encendida de tu casa todo el tiempo, en algún momento, esa ampolleta dejará de funcionar. Lo mismo pasará contigo y tus colaboradores si continúan a altos ritmos de trabajo 💡

 

🔍 Flexibiliza con tu horario, es decir, deja espacio para tareas inesperadas y aprende a priorizar entre lo urgente e importante. Esto implica también, aprender a establecer límites, porque lo que es urgente para ti, no necesariamente lo es para otros y viceversa.

 

🔍 Prioriza y delega tu trabajo, esto ayuda a concentrarte en las tareas esenciales y liberar parte del tiempo personal en otras actividades.

 

🔍 Crea una lista de pendientes que incluya tus responsabilidades profesionales y personales. A veces, nos escudamos en que “no tenemos tiempo”, sin embargo, la verdad es que, “no nos hacemos el tiempo”.

 

🔍 Toma descansos para recargar tu batería mental. Así, lograrás pensar con más claridad, tomar mejores decisiones y ser más paciente.

 

¿Conocías este concepto de integración trabajo y vida personal? ¿Cómo lo estás desarrollando actualmente? ¿Qué podrías mejorar para lograr esta armonía?

 

Que tengan un gran inicio de marzo 😍

 

¡Te leo!

 

Un abrazo,

 

Fran.


0 respuestas

¡Sé el primero en responder!

Responder