Guía práctica para disminuir el estrés laboral

  • 8 November 2022
  • 0 respuestas
  • 190 visualizaciones
Guía práctica para disminuir el estrés laboral
Nivel de usuario 3


 

TvJZy3pIOs7xSmp2nlCBsdtMJkpPaZeUrDdb2IoKOv3qv6SNXoCSJturdaLntC-6t0_FVi9sz979eIemC06WVEEzZYdwX-AK80WzdOUVQRMRGj4A4sEr4V_bJOln1kaRe2MCdOvGqv3Lf031-MBQAGbVMeV37gtQ2TTfUx_grFG8F0KDprh3reTIPBhXtA

 

Aquí les dejamos tips para el día a día de sus equipos para disminuir el estrés laboral.

Pueden aconsejarle lo siguiente al colaborador: 

  •  Al despertar, tómate un momento para reconocer que estás decidiendo conscientemente ir a trabajar ese día. En lo posible, repasa lo que crees que realizarás durante la jornada y recuerda que esto puede que suceda, como no.
     

  • Presta atención a todo el proceso de prepararse para ir al trabajo: atención plena al momento de ducharse, al vestirse, al tomar desayuno, dando cuenta de pensamientos anticipatorios, llevando la atención a la respiración y al cuerpo.
     

  • Conéctate al despedirte. No lo hagas mecánicamente. Puedes hacer contacto visual o corporal, quizá enlenteciendo un poco el gesto.
     

  •  Intenta estar presente durante el trayecto al lugar de trabajo. Si tomas transporte público, presta atención a las sensaciones del cuerpo al caminar, al estar de pie, al esperar, al desplazarte. Atento también a la respiración. Si manejas, permítete un momento para observar tu respiración antes de encender el auto. Da cuenta que estás por manejar al trabajo. Si es posible, explora viajar con la radio apagada, estando contigo mismo/a momento a momento. Una vez estacionado, toma contacto con tu respiración un par de ciclos antes de bajarte. Camina con presencia mental, respira. Intenta sonreír.
     

  • En el trabajo, detente un momento de vez en cuando para “monitorear” tus sensaciones corporales, ¿Existe alguna tensión en los hombros, en el rostro, en la espalda, en las manos? ¿Cómo es tu postura sentada o de pie? ¿Qué está expresando tu lenguaje corporal? Conscientemente suelta las tensiones lo mejor que puedas y corrige tu postura. Intenta expresar equilibrio, dignidad y presencia. Camina atento, no te apures. Y si tienes que apurarte, hazlo dándote cuenta.
     

  •  Logra realmente relajarte durante las pausas. En vez de tomar café o fumar, intenta salir al aire libre, durante tres minutos para caminar o estar de pie, respirando. Comparte el tiempo libre y el almuerzo con gente con quien te sientas cómodo/a. De lo contrario, puede ser mejor almorzar solo/a, dándote un tiempo para ti. Intenta de vez en cuando almorzar en silencio, prestando atención a lo que estás comiendo, la textura, el olor, el sabor, los cambios en tu cuerpo.
     

  •  De vez en cuando, en lugar de almorzar utiliza el tiempo para hacer ejercicio o cualquier actividad corporal disponible (aeróbicas, danza, yoga, caminar, etc.).
     

  •  Detente un minuto cada hora para observar si estás funcionando en piloto automático. Si tu mente está divagando o soñando despierta, enfoca tu atención en el presente y toma consciencia de la respiración. Utiliza señales externas como la posibilidad de auto-observación y auto-regulación...Ej. al sonar el teléfono, al recibir un nuevo mensaje.
     

  • Presta atención a tu forma de comunicarte con los demás. ¿es satisfactoria? ¿Es problemática? Da cuenta de los patrones pasivos o agresivos de los demás y de tu forma de enfrentarlos. Observa tu propio tono de voz, tu postura, tu cuerpo al comunicarte.
     

  • Al final del día, haz un resumen de lo realizado y de lo por realizar al día siguiente. Da cuenta de cómo está tu cuerpo, tu estado mental al irte del trabajo y en el trayecto. Al volver a casa da cuenta de esa transición, quizá justo al momento de entrar: ¿Cómo está tu cuerpo? ¿Cómo está tu mente? Saluda con presencia, más que un simple anuncio. Puedes quitarte los zapatos y cambiarte de ropa. Asume conscientemente tu nuevo rol.

 

 AL PONERLO EN PRÁCTICA, ESCRIBE TUS COMENTARIO AL RESPECTO... _____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________.

 

El estrés crónico puede influir en la salud cardíaca y cerebral de tus colaboradores. Además acelera el envejecimiento, afecta su digestión y la salud de la piel. Acá les dejamos TIPS para reducir el estrés diario en su vida extralaboral: 

 

✓ Respira conscientemente: enfócate en respirar lenta y profundamente llevando el aire hacia la panza. Coloca tus manos en la panza y siente cómo se infla. Cuando estamos estresados la respiración se vuelve corta y llega hasta el pecho. Por eso es importante tomar consciencia y respirar de tal forma que el sistema nervioso se relaje y dejemos de lado el estrés.
 

✓ Date un baño con sales, o con hojas de eucalipto atadas a la ducha.
 

✓ Sal a caminar o camina algunas cuadras cuando salgas de trabajar.
 

✓ Acuéstate en el piso con las piernas apoyadas sobre la pared y quédate 10 minutos en esa posición.


✓ Tomate un té y leé un libro o revista

 

✓ Apaga tu teléfono


✓ Pinta con acuarelas


✓ Medita


√ Pinta mándalas (puedes buscar en internet e imprimirlas o comprar una revista o libro)


✓ Limita la tecnología: no lleves el teléfono a la mesa (está bueno incentivar al resto a que haga lo mismo). Si no te sientes cómodo o no les gusta la idea, hazlo tú , sé el ejemplo. Vas a notar qué feo es cuando los demás miran el teléfono en lugar de mirarte o estar presentes. No hagas lo que no queries que te hagan, aunque el resto lo haga, se el ejemplo.
 

✓ No trabajes en la cama con la computadora. Tu habitación debe ser un espacio de relajación, no de trabajo o estrés.
 

✓ Corre menos a diario: anda más despacio en tu día a día. Estás estresado por la cantidad de cosas que tienes  que hacer, vivís llenando tu agenda de actividades que te terminan estresando más del placer que te generan? Elige a qué decir que sí y cuándo poner límites

✓ Come más despacio, esto se va a trasladar a cómo vivís.


✓ Hace actividad física que disfrutes al menos unos minutos


✓ Dormí 7 - 8 hrs diarias.


✓ Si estás con mucho trabajo o una lista larga de pendientes, antes de ir a dormir dedica unos minutos para planificar el día siguiente. Qué harás y en qué franja horaria.


✓ Pasa tiempo en la naturaleza


✓ Practica Grounding: camina descalza por la tierra, arena, pasto. De esta forma se absorben electrones que actúan como antioxidantes en el cuerpo. Retardan el envejecimiento y ayudan a reducir la inflamación crónica, causa de muchas enfermedades.


✓ Se positivo


✓ Rodéate de personas que te hagan reír


✓ Juega más!!!

 

 


 


0 respuestas

¡Sé el primero en responder!

Responder